Los 3 errores que debes evitar para ser feliz

Cuando pasas por un mal momento y estás sufriendo, para conseguir un cambio, necesitas responsabilizarte de tu situación. Si te haces responsable de lo que te ocurre y de lo que puedes hacer para afrontarlo, te estarás haciendo responsable de ti mismo/a. Y entonces vas bien. Esto es lo que realmente te interesa hacer.

Si ante situaciones que te desagradan, no asumes que puedes ser responsable de lo que piensas y sientes, así como de las soluciones que puedes emprender, es decir, si sientes que los demás deberían cambiar y ayudarte a conseguir que se arregle tu problema, entonces necesitas cambiar de actitud.


→ ANTES DE EMPEZAR A LEER EL ARTÍCULO:

Como siempre, te indico la forma de leer los posts de mi blog. Recuerda que mis artículos están todos enfocados a que te trabajes a ti mismo/a. Si tienes dudas, mira el vídeo.

  1. Piensa en tu tema antes de empezar a leer: puede ser un problema que te preocupa en este momento o una meta a alcanzar.
  2. Lee el post, relacionando cada paso con tu tema concreto.
  3. Escribe, escribe, escribe: toma tu bloc de notas, tu diario o ten una hoja de papel y un lápiz para ir apuntando las respuestas o ideas principales que te surjan.
  4. Descarga la/s ficha/s descargable/s que te ofrezco y rellénalas hoy mismo.
  5. Repasa tus notas y tus fichas a lo largo del día o de la semana, para trabajarte e ir evaluándote y mejorar.
  6. Haz lo mismo con cualquier tema que quieras trabajar.

Si cambias de actitud, ¿qué ocurre?

  • Dejas de victimizarte: ya no sentirás que eres una víctima que no puede hacer nada. Quizás sientas que sigues siendo una víctima, pero en definitiva una víctima que sabe defenderse y asume la responsabilidad de sus actos. Por ejemplo, si no te gusta tu trabajo porque hay un mal ambiente, te haces responsable de tu situación. Puede que sigas pensando que eres víctima de un mal trato por parte de algún compañero/a en concreto… pero no te victimizarás a ti mismo/a. Esto significa que sabes quién es el agresor (si realmente lo hay) y quién la víctima, pero seguirás creyendo en ti. Por lo tanto, serás capaz de buscar soluciones que estén en tu mano y llevarlas a la práctica con asertividad (link asertividad) y con seguridad personal.  Link a ¿qué es la victimización? Y diferencia entre ser una víctima y victimizarse!!
  • Te empoderas a ti mismo/a: eres capaz de reflexionar por ti mismo/a, de cambiar la perspectiva si lo necesitaras, de gestionar tus emociones y de emprender acciones que te lleven al cambio que tú deseas. Tu tono es firme y seguro. Sabes cuáles son tus derechos y los defiendes. Link a los derechos humanos.

Ya lo decía Einstein,

Locura es hacer siempre lo mismo buscando resultados diferentes”.

Para dejar de hacer lo mismo en una situación que te desagrada, sea ésta interna o externa, ¿por qué sigues pensando, hablando y haciendo igual que antes? La respuesta es simple. Hay 3 errores a superar.

Las 3 Razones De Tu Bloqueo

  1. No sientes que tienes las riendas de la situación. Crees que ya no puedes hacer nada. No crees en ti.
  2. Esperas que las cosas cambien por sí mismas. Crees que las cosas ya cambiarán. Lo dejas al azar.
  3. Esperas entonces que alguien las cambie por ti. Crees que alguien te salvará de esto. Lo dejas en manos de otros.

Repásalas una a una pensando en el tema que estás tratando, y valora si resuena contigo. Sigue leyendo.

Error 1: Crees Que Ya No Puedes Hacer Nada

Problema: Has tirado la toalla. Nos ves soluciones a tu problema. Esto significa que estás bloqueado/a. Necesitas procesar y asimilar lo que te está pasando.

Solución: Quizá necesites ayuda. Entonces, lo mejor que puedes hacer es validar lo que sientes, encuéntrale el sentido a tu situación y expresa tus emociones. Puedes hablar con un buen amigo o amiga, aquél o aquella que sabe escuchar sin juzgar. Y por supuesto, haz lo mismo contigo: escúchate sin juzgar. Si el dolor persiste, busca ayuda profesional.

Error 2: Crees Que Las Cosas Ya Cambiarán

Problema: Si estás en este punto, estás atrapado/a en una falacia: la falacia de creer que los acontecimientos sólo provienen de fuera y que ya cambiarán solos.

Solución: En ese caso, encuentra tu parte de responsabilidad en el asunto, que no culpabilidad. Céntrate únicamente en la responsabilidad que puedes asumir. Verás cómo vas recuperando el control. Volverá a ti la sensación de recuperar las riendas de tu vida.

Error 3: Crees Que Alguien Te salvará De ésta

Problema: Si estás en el tercer punto, igual que en el caso anterior, sigues viviendo una falacia. Te estás victimizando y buscas un salvador. Y esto sucede porque ya no crees en ti. Tu autoestima está por los suelos. Te has olvidado de tus recursos. Realmente la situación te supera.

Solución: trabaja tu autoestima a fin de descubrir los recursos que hay en ti. link

Resumiendo

Resumiendo, cuando nos perdemos a nosotros/as mismo/as, caemos en el error de esperar que se acabe nuestro calvario por sí solo o exigir que alguien nos rescate. Y la verdad es que estos 3 errores culturales no hacen más que crear una bola de nieve que se hace más grande. Así pues, olvídate de estas 3 creencias. Céntrate en darte permiso a sentir lo que sientes para comprenderlo e integrarlo. Sin juzgarte.

 Y Después…

Cuando te responsabilizas de tus circunstancias y descubres que tienes aptitudes para solucionar problemas, serás más capaz de tomar decisiones y pasar a la acción. Y de este modo empezarás a afrontar los problemas de esta manera. Cambiarás de mentalidad y saldrás ganando.

No puedes dejar tus problemas, tus miedos y todo tu sufrimiento en manos del azar o en manos de personas que no se hacen responsables de su parte.

¡Toma la dirección correcta!

, , , ,
Entrada anterior
Las 10 formas de pensar que te alejan de tu felicidad
Entrada siguiente
Cómo seguir el blog

Menú